Blogia
dosdedos

Me fugo

Me fugo Ir a ver un espectáculo del Cirque du Soleil es maravilloso.

No voy a entrar en detalles sobre los actos y las atracciones, pero si quisiera decir que lo que me impresionó y realmente hizo que mi entrada valiera lo que sale, fue la calidad y el cuidado puesto en todos los detalles.

A ver si me explico. Últimamente, tengo esa sensación de que todo lo que me rodea es de "baratillo", como se dice acá, o de "todo por 2 pesos" como se dice allá. Las cosas se hacen a medias, se pichulea, se gasta menos porque da igual o eso es lo que creen. Las casas se construyen con materiales penosos y paredes de papel y se venden como "pisos de lujo". Los coches son de lata, los ordenadores se queman a la primera de cambio, la comida es rápida, la ropa se te abre por las costuras a pesar de que compraste tres talles más porque ya sabés que al primer lavado encoje, todo parece agrietarse y perder valor apenas le cae un poco de agua. Todo parece de papel pintado.

Y la verdad es que para mi, no da igual. Porque cuando los detalles están cuidados, cuando todo está pensado, cuando veo que alguien se tomo el trabajo de pensar y luego hacer, siento que me lo hacen a mi. Que alguien se preocupó porque yo disfrute, que alguien me quiere porque piensa en mi y me da lo mejor de si, que alguien de verdad entrega todo lo que tiene, sabe y siente, para hacer felices a un montón de personas sin "engañapichangas", sin subestimarlos, sin que de igual. Porque es evidente que no todo lo que brilla es oro, pero el oro brilla seguro. Y se nota.

El Circo del Sol es eso, un espectáculo hecho por gente que se y me respeta. Y para los tiempos que corren eso ya es mucho.

Y lo disfruté tanto que ya se imaginarán lo que tengo ganas de hacer...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

Arturo -

pero qué envidia, che!!!

GLIJ -

Uffff, con semejante comentario, me ha dado ganas de ver el espectáculo. La única referencia que tengo del Cirque du Soleil es de aquella representación que hicieron durante una ceremonia de entrega de los Oscars, que me pareció espectacular y de un altísimo nivel. De hecho creo que fué lo más destacado de aquella noche.

dosdedos -

¡No dejé de pensar en vos!

Y cierto... ¡Feliz día!

bloguito -

Invetable... entiéndase I-ne-vi-ta-ble.
Y a próposito... Feliz Día!

bloguito -

Qué alegría que hayas estado allí!
Invetable recordar nuestra anécdota viajera al respecto, cuándo "empachadas" de olor a pochoclo, luces y papel pintado (y qué bien pintado, no?) lo dejamos para "otra vez"... Todo llega DD!
Te mando mil besos, mientras trato de imaginar lo que estarás por hacer...
Ah! me encantó lo de "primera de cambio"... sonó muy nuestro.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres